¿Cómo proponer matrimonio?

Mantenlo en secreto

A pesar de que tu pareja tenga su propia idea de cómo le gustaría que le propongan matrimonio, es muy posible que te veas tentado a preguntarle o a sacarle cierta información; ¡NO LO HAGAS!, mantén tus planes en secreto. Tu pareja preferiría por mucho de que elabores tu propio plan, cualquier plan, a que le preguntaras por su consejo. ¡EL FACTOR SORPRESA ES LA CLAVE!, no importa que una propuesta de matrimonio sea inminente, o si está sospechando de algo, tu pareja QUIERE VERTE CON UNA RODILLA ABAJO PROPONIÉNDOLE MATRIMONIO.

Según estudios, el 90% de las mujeres aseguran no querer estar involucrada en absolutamente nada de la propuesta de matrimonio y el 96% dice que el “factor sorpresa” es importante.

Escoge el lugar correcto

Escoger el lugar correcto puede hacer toda la diferencia, y si crees que es buena idea pedirle a tu mesero que traiga el anillo de compromiso en el postre de la cena, lee bien esto. Más de la mitad de las mujeres preferirían que no les propusieran matrimonio en un restaurante. (Hay varios casos de personas que han sido llevadas al hospital por haberse tragado el anillo en la noche de la propuesta de matrimonio).

Los principales lugares donde dijeron que les gustaría que les propusieran matrimonio fue mientras estuvieran de vacaciones, en el lugar de su primer cita o en algún lugar de interés para ambos. Hacer la propuesta en casa de tus papás o de algún amigo es definitivamente una mala idea.

A menos de que tu pareja sea fanática de algún equipo de algún deporte, no le propongas matrimonio en un estadio.

El tamaño no importa… tanto

Pocas mujeres se quejarían de tener un diamante enorme brillando entre sus dedos (no le creas si dice “¡es demasiado grande!”), te sorprenderías que la calidad es igual o más valiosa que el tamaño para la mayoría de las mujeres. No sacrifiques calidad por tamaño con tal de tener un diamante gigante; solamente el 7% de las mujeres prefieren un un diamante grande que uno más pequeño pero de calidad.

En Matrimony puedes aprender de todas las características de los diamantes para hacer una elección correcta al momento de elegir tu diamante.

¡Ponle algo en el dedo!

Toma mucho valor escoger un anillo de compromiso sin la guía de tu próxima prometida, pero si no te sientes lo suficientemente valiente para escoger uno tu mismo, eso no significa que puedes proponerle matrimonio con las manos vacías. “Proponer matrimonio sin anillo” es el primero de los errores más grandes que un hombre puede cometer en una propuesta de matrimonio. Piensa en esto, después de que le propongas matrimonio, lo primero que va a querer hacer es irle a contar a todo el mundo y lo primero que le van a decir es ¡A ver tu anillo!; evítala tener que explicar que el anillo está en camino.

Pídele a su papá y mamá la mano de su hija

A pesar que es una mujer moderna e independiente que puede tomar sus propias decisiones, es probable que puedas pensar que no es necesario pedir por su mano a sus padres, pero estarías cometiendo una equivocación al querer saltarte esta vieja tradición. Solamente el 19% de las mujeres dicen que está bien que se salte este proceso; todas las demás piensan que es absolutamente esencial o por lo menos un buen gesto hacerlo (por lo menos vas a anotar algunos puntos extra si lo haces).

Di las palabras, “¿Te quieres casar conmigo?”

Sí, estarás nervioso, pero nunca olvides hacer la pregunta mientras tienes una rodilla en el suelo. 90% de las mujeres aseguran querer que suceda de esta manera. No importa lo que digas, si escribiste una canción de rock o un poema épico en su honor, es esencial que termines haciendo la pregunta “¿Te quieres casar conmigo?”.